VOGUEROS: Salvatore Ferragamo otoño-invierno 2013/14

martes, 30 de abril de 2013

Salvatore Ferragamo otoño-invierno 2013/14

¡Sí! lo he vuelto a hacer -o mejor dicho- ¡me han vuelto a invitar a un showroom! y la verdad es que estoy encantado. Esta vez ha sido la colección otoño invierno 2013/14 de Salvatore Ferragamo que se presentó en el hotel AC Santo Mauro de Madrid el pasado miércoles. Ya había visto el vídeo de la pasarela hace tiempo, pero debo reconocer que los diseños ganan muchísimo 'en persona'. 

COLECCIÓN MUJER
Para la temporada que viene, Massimiliano Giornetti -director creativo de la firma- ha concebido una colección que rebosa pureza arquitectónica. La esencia de las formas pone de manifiesto la precisión del corte, la coherencia de la textura y la profundidad del diseño. La artesanía excepcional de la casa florentina traza un sendero que recorre la piel del vestido que se impregna de su ADN, penetrante y silencioso. La escultórica nace desde la línea firme y definida de los hombros. El movimiento, la caída y las capas dibujan siluetas modernas que realzan la progresión geométrica de los estampados y de las superposiciones, ya sean reales o sugerencias por las mallas. El cuerpo se insinúa con la enérgica despreocupación de las prendas XL. La confección se racionaliza en construcciones que reproducen la precisión de los cianotipos. Los abrigos de inspiración masculina se cierran  con un movimiento rápido y básico. Las superposiciones imprimen un efecto híbrido que mezcla la ejecución técnica y gusto por los patrones sofisticados, mientras que los detalles metalizados acentúan la cintura con la contundencia de la luz naciente.

La dualidad entre las intensidades y la suavidad caracteriza a la mujer de Ferragamo, que reúne sus fuerzas mediante la búsqueda de virtuosismo en armonía con la auténtica expresión de la mano experta y del saber hacer. Vestidos cortos sobre tops etéreos de cuello redondo que se pliegan transformándose en una pieza invisible que delinea un contorno en movimiento sobre el cuerpo. Las cremalleras recorren un sendero imaginario entre costuras como si de 'cicatrizes' se tratase. En su anhelo de un dinámico equilibrio, la desaparición de todo lo superfluo enalza el diseño. 

Texturas y estampados se magnifican: trajes de raya diplomática de corte masculino, estampados geométricos, mallas, marquiset e insertos de PVC que confiere cada elemento un aire de profundidad modular. Los detalles metálicos recubiertos de tela matizan el brillo de los bordados, transformándolos en una sucesión de signos visibles. Los tejidos contundentes nacen de la unión de conocimientos técnicos y de un tratamiento voluptuoso y sensorial. Lana de seda seca, nylon de sedal sobre lana que recuerda a la piel de potro, en combinación con la opulencia de la piel de alpaca, mohair y castor. La paleta de colores es minimalista: gris, blanco, azul y negro.

Continuar leyendo...
Los accesorios adoptan un tono gráfico y sensual. La lazada se torna en gesto recurrente: aprende y seduce en zapatos, botas, sandalias de punta y tacones altos. Los detalles de PVC, charol y contornos metálicos subrayan las aperturas y los cortes que ponen el broche a estas formas ampliadas. Los bolsos siguen siluetas limpias y esculpidas, suaves y redondeadas o duras y cuadradas, como los pequeños neceseres o las fundas de las cámaras. El contrapunto a la severidad de la colección lo ponen los adornos de oro blanco y amarillo aplicados en pulseras y collares reducidos a la mínima expresión que rodean la muñeca y abrazan el cuello. Un destello desequilibrado pero que seduce con su vitalidad.

El gusto gráfico del calzado se representa mediante la elegancia de formas afiladas, ultra femeninas y elegantes combinadas con finos tacones e imprescindibles cordones que sustituyen a las clásicas hebillas con extraordinario equilibrio. Modelos modernos ofrecen innovadoras combinaciones de botas, sandalias y bailarinas, mezclando piel diseñada por láser con un toque 3D, efectos metálicos, charol y las plasticidad del PVC. Destacan los zapatos como bloques de color sólidos, con suelas, tacones y formas que combinan totalmente con la parte superior. La colección de calzado se ilumina con detalles metálicos, ojales, aplicación de elementos en botines o pequeñas separaciones entre los dedos de los pies que recuerdan la colección de bolsos representado el acanado Palladium. Los bolsos, recrean el lujo en una mezcla de líneas arquitectónicas y pieles de primera calidad moldeadas por exquisitos artesanos. La refinada sencillez de formas con la consistencia de materiales ricos y con mucho cuerpo, concebidos para conservar la originalidad silueta de los bolsos.

COLECCIÓN HOMBRE
El hombre Salvatore Ferragamo es dinámico, amante de los tejidos superpuestos... Nada es lo que parece: su estilo es el de un camaleón, que despliega un sentido de estilo y una independencia de pensamiento innatos. La cara urbana de la modernidad: prendas reversivbles, modulares y multiusos. La piel se vuelve ''técinca'' mediante el revestimiento de caucho. Un nuevo híbrido, que redefine la estética del lujo moderno asociando a la idea de funcionalidad con el valor de la exclusividad: la sastrería se vuelve totalmente técnica. La chaqueta marinera reversible está hecha de piel recubierta de fieltro, el blusón tiene napa por los dos lados con un forro de vellón extraíble, mientras la capa de la lluvia ha sido enriquecida con un suntuoso forro de cashmere forrado de cuero. Sus gafas don una mezcla de diversos materiales: plástico cubierto de caucho, metal y carey combinado a la perfección con su reloj de metal reforzado de caucho.

El punto es un triunfo de la textura 3D, con cuellos muy altos y diseños impactantes. Se crean sensaciones táctiles con neopreno de tecnología avanzada, junto con hilos de lana y seda, revistiendo el punto y con el toque tranquilizador del paño. Los colores de la colección convergen con la intensidad del negro transparente, colmando una gama de grises como el gris plomo o el tormenta, tonalidades azules como el grafito o el marino, tonos verdes como el noche o el guisante y por último, el negro frijol. Destellos aislados de color maximizan el efecto: azul celeste, hielo y rojo Ferragamo.


No hay comentarios: